jueves, 7 de abril de 2011

El mosquito que mata


Es de rigor , dada las fechas en las que estamos , hablar del mosquito flebotomo y del siniestro parásito que transmite el su picadura: LA LEISHMANIA.

Los meses de calor son de alto riesgo en nuestra zona. Es por ello que queremos , con este artículo haceros conocedores de esta grave enfermedad , para que toméis medidas preventivas y se conozcan los síntomas, para que los veterinarios podamos diagnosticar antes de que las consecuencias sean dramáticamente inevitables.

Como reza el título de este artículo, la enfermedad es transmitida por un mosquito. Un simple y diminuto mosquito puede segar silenciosamente la vida de vuestro apreciado perro.

No son todos los mosquitos , sino los correspondientes al género Flebotomo. Este tipo de mosquito lleva dentro un microorganismo del grupo de los protozoos , que recibe el nombre de leishmania (leishmania infantum). Tras su picadura , inocula este microorganismo, que rápidamente es identificado y atacado por los glóbulos blancos del perro. Pero lejos de eliminarlo, lo único que consiguen es ingerirlo y transmitirlo por el organismo. Ha comenzado la infección.

Una vez que la picadura se ha producido , es muy probable que el perro desarrolle la enfermedad . No obstante, hay algunos perros más resistentes que otros, y no llegan a desarrollarla. En general podemos hablar que los perros son extremadamente sensibles. Por el contrario los gatos son muy , muy resistentes. Los humanos también somos muy resistentes, aunque en casos de inmunodepresión, podemos desrrollar la enfermedad.

¿Cómo se transmite la enfermedad?

Podemos decir que el 99% de los casos es por picadura de mosquito flebotomo. Además es interesante saber que si un mosquito pica a un perro infectado , y por lo tanto ingiere su sangre con leishmania, ese mosquito no transmite la enfermedad inmediatamente si pica a otro perro. Deben pasar unos 9 días para que ese mosquito transmita formas infectantes de leishmania con su picadura.
Otras formas de infección como la transplacentaria o por transfusiones de sangre son posibles pero anecdóticas.

¿Cómo evoluciona la enfermedad?

Lo realmente importante es saber su evolución y síntomas para poder actuar a tiempo.
Tras la picadura pasarán varios meses sin síntoma alguno, pero lentamente , la leishmania está escribiendo su atroz acción. La leishmania se está multiplicando dentro de esos glóbulos blancos que intentan eliminarla . No sólo no la eliminan sino que le extienden por todo el organismo.
Hay dos tipos de presentación clínica de la enfermedad: leishmania cutánea y leishmania visceral. La diferencia radica en la ubicación principal del parásito, lo que nos dará unos síntomas u otros y un pronóstico muy diferente.
Si diagnosticamos pronto y la tenemos una presentación cutánea, tendremos mucho éxito si aplicamos un tratamiento correcto.
Lamentablemente, si se presenta una leishmania visceral , tendremos muy pocas posibilidades de salvar la vida de nuestro amigo. En este tipo de presentación de la enfermedad, el parásito se ubica en órganos importantes, fundamentalmente los riñones, y genera un fallo renal que hace muy complicado el trataniento, pues la enfermedad renal avanza rápidamente.


¿Qué síntomas debo reconocer ?

Esto es fundamental , pues al conocerlos podéis actuar pronto y acudir al veterinario. Es fundamental diagnosticar la enfermedad pronto, pues de esta forma hay un alto índice de curación.

Los síntomas que enumeran, se pueden presentar solos o en conjunto. La dificultad de la enfermedad radica en que a veces presentan una único síntoma leve.

Principales síntomas:

DELGADEZ
ATROFIA MUSCULAR
DESCAMACIÓN Y PÉRDIDA DE PELO
COJERAS
PROBLEMAS OCULARES
PROBLEMAS DIGESTIVOS
HERIDAS QUE NO CURAN
GANGLIOS AUMENTADOS

El problema se da cuando la enfermedad tiene una presentación visceral, pues en este caso, como manifestación externa , probablemente, sólo se apreciará la delgadez. Pero quizá, para cuando esa delgadez nos llame la atención , ya sea demasiado tarde, pues el daño interno será irreversible.

¿Cómo podemos prevenirla?

Desde el momento en que empiezan los primeros días de calor , os recomendamos que se le ponga al perro un collar Scalibor, y si duerme en el exterior o sale mucho en horas nocturnas, combinar el collar con gotas cono Advantix ( piretrinas).
Lamentablemente estas medidas no son cien por cien efectivas, pero a día de hoy no existen vacunas y estas son las herramientas disponibles.
La mejor medida , a parte de las anteriores , es evitar la exposición del perro al mosquito. Evitad ,en la medida de lo posible,la presencia de los perros en el exterior durante la noche y primerísimas horas de la mañana.
Recordad que la enfermedad puede ser mortal y el perro es muy, muy sensible a ella.

Otra medida de prevención es realizar una vez al año un test de leishmania en sangre a vuestro perro , tenga síntomas o no. Esta medida es controvertida , pues es cierto que el test podría salir positivo y el perro no llegar a desarrollar la enfermedad nunca, por lo que el tratamiento no sería necesario. En cualquier caso , la conveniencia de poner el tratamiento, es algo que juzgamos los veterinarios, en función de cada caso individual, y podría salvar muchas vidas de esos formidables seres que son los perros.



Me despido esperando que este artículo os sirva a vosotros y a vuestros perros.



En memoria de Fergus . Un perro con mayúsculas. Un San Bernardo grande , fuerte y bondadoso. Gran amigo y compañero de su amo. Un perro que engrandece a la especie canina. Irrepetible.


Lamento que esta enfermedad te castigara tan cruelmente.


Un paciente que me costará olvidar

2 comentarios:

  1. muchas gracias por la informacíón siento lo de ese san bernardo!

    ResponderEliminar
  2. hola tengo un problema hoy en la mañana he encontrado a mi perrita tirada en el sofa con los ojos casi en blanco y dias atras cojeaba que deberia hacer? es posible que sea esta enfermedad?

    ResponderEliminar